Cocina Creíble Maravillosamente Imperfecta

Un clásico que se renueva después de 38 años con una cocina basada en las brasas, el producto charro y las tapas de autor.

Cocina Creíble Maravillosamente Imperfecta

Fue en los años ochenta cuando Eunice e Ignacio, los abuelos maternos de José Manuel Pascua,
abrieron las puerta de Bambú, aquí salmantinos, estudiantes y turistas se unían alrededor de una
barra para disfrutar de tapas con sabor a brasas. Más tarde, su madre Jacoba se encargaría de
esta tarea y daría paso a una cocina costumbrista y de excelencia.
Hoy, bajo la batuta de Manuel Pascua, Bambú Tapas y Brasas se renueva, nuevo espacio y una
cocina creíble y maravillosamente imperfecta creada para compartir, picar y tapear sin ningún
tipo de reglas, utilizando el showcooking más antiguo del mundo: LA BARRA, un espacio para
dar a conocer sin artificios su oficio.
En su cocina: Salamanca como protagonista. Productos de mercado y las mejores materias
primas se aúnan para conseguir la perfección en los procesos culinarios. Así entre brasas, tapas
y medias raciones Bambú ofrece una cocina pura, canalla y sin quimeras basada en la técnica
ancestral del fuego, las brasas, entre las que, José Manuel Pascua, ha desarrollado su cocina
retomando el recetario de su abuela y hallando en el camino diferentes sabores con nuevas
esencias.
Disfruten, porque donde hubo fuego, quedan brasas….

Una carta para compartir, picar y tapear sin ningún tipo de reglas

Su carta ofrece tapas “intocables” que llevan casi cuatro décadas entre ellos, así es su versión
renovada de la panceta a la brasa con mollete tostado a la parrilla. Sus calentitos con los que han
desarrollado una receta de pan brioche. Sus tortillas que junto a sus cazuelas y guisos caseros
imperan como una demostración de amor familiar. Y el eje central de su cocina, las brasas con
carbón de encina en las que preparan las mejores carnes de Salamanca.
Esta manera de entender la cultura gastronómica ha llevado a José Manuel Pascua a ganar el
Pincho de Oro en las ediciones de 2017 y 2019, con tapas como el “Huevo de Pato Trufado” y
la “Bellota Massala” (presente en esta nueva carta).