Diferencias entre el turismo de ayer y hoy

El turismo ha experimentado una vertiginosa evolución durante los últimos años, especialmente debido a una mentalidad más abierta pero ciertamente paranoica, tecnologías como Internet y sus consecuentes redes sociales o nuevos comportamientos y gustos. En este artículos vamos a comparar algunas curiosas diferencias entre el turismo actual y el de hace unos años. 



Destinos rápidos

 

Lugares que hace 20 años eran tendencia en el turismo, hoy andan en declive y parajes más inhóspitos despuntan en las listas de destinos más visitados actualmente. Este es el caso de Dubai, un pueblecito de pescadores en pleno desierto del Golfo Pérsico convertido hoy en la megalópolis por excelencia.

Otros lugares, como Sudáfrica, son vistos hoy día como esa parte de África más occidental aún cuando hace veinte años vivían una dictadura xenófoba y mientras antiguos highlights ya no existen (Torres Gemelas), otros emergen tras oscuros períodos (Croacia).

Adiós cigarrillos

Aún resulta curioso ver películas o reportajes en los que sus protagonistas fuman a bordo de un avión. Y es que, el turismo de antes era mucho más permisivo (o injusto) respecto a este y otros puntos que relataremos a continuación. Fumar durante un vuelo era algo más que normal hace años, siendo prohibido este hábito a finales de los 90 de forma progresiva, al igual que muchas salas propicias en los aeropuertos. Por otra parte, a lo largo de los últimos meses ha surgido una nueva incógnita: ¿podemos fumar cigarrillos electrónicos en un avión? Muchas líneas también han comenzado a erradicarlo.

Cuestión de líquidos

 

En agosto de 2006, un intento de explosión a bordo de una aerolínea británica sembró la semilla a una política que viene "torturándonos" durante los últimos años: la restricción de líquidos en nuestro equipaje de mano. Medidas que limitan los medicamentos a 3 o 4 onzas o los famosos envases de 100 mililítros son algunos de los aspectos más criticados de estas peculiares medidas que, al menos la Unión Europea, piensa erradicar para 2016 tras invertir 150 millones de euros en dispositivos de seguridad. Y es que, en el turismo de antes, viajar con una botella de perfume no significaba que esta pudiera terminar en la basura.

¿Agencias de viaje?

En los 90, aún sin la presencia de Internet a nivel masivo, las agencias de viajes eran el único conector entre el turista y un destino, a menudo desembocando en itinerarios adquiridos mediante paquetes turísticos, mucho papeleo y una experiencia robótica en el extranjero. Tras la llegada de Internet, Google, Apple, el "asesoramiento" de los blogs o la presencia de buscadores como Skyscanner y Edreams, el arte de viajar se ha convertido en una tendencia más dinámica, independiente y accesible para el turista, sembrando las sospechas de un más que próximo declive de unas agencias de viaje físicas que terminan mudándose al mundo virtual aún sin demasiadas expectativas.

Nuevas tecnologías

 

Aunque hayamos hablado del tema en el punto anterior, el gran detonante del cambio turístico no es ni más ni menos que la tecnología de Internet. Cuando antes revelábamos fotos para enseñarlas a nuestros familiares a nuestro regreso, hoy día las subimos a redes sociales compartiéndolas al instante, todo ello gracias a cámaras con innumerables megapíxeles, en celulares cada vez más pequeños, cuando antes debíamos cargar con una pesada Canon. Este es tan sólo un ejemplo acerca de cómo el compartir, sentir y adquirir elementos turísticos ha cambiado drásticamente en un escaso margen de tiempo. 

Generación eco

Cuando el boom del turismo llegó en los años 60, la industria no visualizaba el efecto de este movimiento, contando ganancias y permitiendo que el ser humano arramblase con todo cuando había en su camino. En los años 70 algunos comenzaron a percatarse de este negativo efecto del turismo y a finales de los 90 algunos países como Sudáfrica comenzaron a adjuntar la definición "Turismo sostenible" junto algunos de sus destinos.

Turismo sostenible, una extraña modalidad poco conocida por el turista pero que hoy día planea como una de las tendencias más inmediatas (y necesarias) del turismo. 

Estos cambios en el turismo de antes y ahora se deben, en parte, al efecto de Internet, un mayor poder adquisitivo y una concienciación más sostenible dependiendo del país. Flujos turísticos que cambian cada año, más destinos englosando las listas, más restricciones y libertades al mismo tiempo pero sí una conclusión clara: el turista de hoy puede permitirse ser más libre e independiente.

¿Cuál es el principal cambio que has experimentado en el turismo durante los últimos años?