El Perú es uno de los países más variados del mundo, el desierto y oasis de Huacachina.

Un país multicultural, lleno de tradiciones, una laureada gastronomía y vastas reservas naturales. Posee 12 patrimonios mundiales Reconocidos por Unesco y es dueño de 84 de las 117 zonas de vida que existen en el mundo. Perú está ubicado en la parte occidental de América del Sur y comparte sus fronteras con Ecuador, Colombia, Brasil, Bolivia y Chile. En su vasto territorio, de más de 1.2 millones de km², abarca tres regiones: Costa, Sierra y Selva. Su población actual supera los 31.5 millones de habitantes.

El Perú es uno de los países más variados del mundo, el desierto y oasis de Huacachina.

El español es el idioma oficial del Perú. Sin embargo, en el país se hablan 47 lenguas nativas, incluyendo el quechua y el aymara.

En Ica hay un desierto y miles de experiencias. Empecemos por las más comunes: un paseo en deslizador por las Islas Ballestas, un vuelo sobre las líneas y geoglifos de Nasca y Palpa, una tarde frente a la laguna de la Huacachina, sandboarding en las dunas o un picnic de lujo en el desierto. Pero… ¿qué tienen de común? ¡Pues nada! Todas las experiencias en Ica son sorprendentes y únicas.

Ica, muy cerca de Lima, la ciudad del eterno sol y cuna de afamadas bodegas vitivinícolas ¡te está esperando!

Gracias al legado de poderosas civilizaciones milenarias, Perú alberga más de 5000 lugares arqueológicos. Muchos de ellos se encuentran aún rodeados de misterio, pero igual son capaces de transportar al visitante a la época donde florecieron estas culturas. Por ejemplo, una visita a Machu Picchu permite descubrir la perfección del Imperio Incaico; se puede llegar a este paraje sagrado a bordo de trenes de lujo que recorren impresionantes paisajes de montañas surcadas por coloridos poblados andinos.

Perú es sinónimo de naturaleza y es uno de los diez países con mayor diversidad biológica y de recursos naturales del mundo. Con más de 200 áreas naturales protegidas, cuenta con 84 de las 117 zonas de vida de todo el mundo, además de 14 parques nacionales, 15 reservas nacionales, 9 santuarios nacionales y 11 zonas reservadas. Es el hogar de más de 1 800 especies de aves y del 10% de reptiles, mamíferos y peces existentes en el planeta. Asimismo, posee 3 500 variedades de orquídeas.

Paraíso de los apasionados por la aventura, Perú abre un gran abanico de actividades para curiosos, principiantes, aficionados y expertos en entornos principalmente naturales: trekking, andinismo, bicicleta de montaña, surf, parapente, ala delta, camping, canotaje y kayak son algunas de las actividades más populares dentro del universo de posibilidades que ofrece el país.

Visitar Perú es ponerte en contacto con una cultura asombrosa, con gente capaz de mostrarte lo mejor de sí misma en cualquier circunstancia, con paisajes que generan emociones, con emociones que no se olvidan nunca. Perú es rico porque su riqueza no está puesta en cosas materiales, sino que se halla en la sonrisa de un niño cusqueño, en la punta de un tenedor, en tus pies sobre la arena, en el roce de unas hojas en la selva, en la brisa al llegar a la cima de esa montaña, en el calor sobre tu rostro cuando el sol te da de frente.

Las caminatas cercanas a la ciudad de Lima ofrecen aventuras inolvidables, hermosos paisajes y contacto con la naturaleza. Sus caminos están llenos de cultura milenaria y son perfectos para hacer trekking, un deporte que, gracias a la variada geografía limeña, cada vez tiene una gran acogida, y que nos invita a romper la rutina urbana.

En Lima, además, se pueden recorrer tramos muy importantes del Camino Inca o Qhapaq Ñan, cuyos senderos empedrados unieron el Tahuantinsuyo, conectaron pueblos y muchos, en la actualidad, se mantienen en buen estado y siguen siendo usados.

Cómo llegar al desierto y oasis de Huacachina

Lo más fácil es ir al desierto y oasis de Huacachina desde Ica. Hay taxis en la Plaza de Armas que te llevarán por entre 5 y 8 soles y te traerán desde el desierto a la ciudad por entre 6 y 15 soles. Sí, así es, la vuelta es más cara.

 

Lo más fácil es ir al desierto y oasis de Huacachina desde Ica. Hay taxis en la Plaza de Armas que te llevarán por entre 5 y 8 soles y te traerán desde el desierto a la ciudad por entre 6 y 15 soles.

 

Otra opción son los colectivos que cobran 2 soles por persona y paran a 3 cuadras de la Plaza de Armas.

Otra opción son los colectivos que cobran 2 soles por persona y paran a 3 cuadras de la Plaza de Armas. Pregunta a varias personas en la plaza dónde exactamente.

www.viajamosjuntos.net

www,peru.travel