Emiratos Árabes Unidos, el destino más ostentoso del mundo

Emiratos Árabes Unidos se ha consolidado en la última década como uno de los destinos más demandados por parte del turismo internacional. Esta industria, la del turismo, es después del petróleo, la construcción y el sector inmobiliario, la actividad económica más importante del país.

Emiratos Árabes Unidos, el destino más ostentoso del mundo

Los turistas que viajan hasta Emiratos Árabes Unidos, especialmente a Dubai y Abu Dhabi, lo hacen atraídos por sus grandes comodidades: turismo de alta gama, clima cálido durante buena parte del año y construcciones espectaculares como islas artificiales, complejos turísticos de enorme calado, centros comerciales desde los que acceder al mayor lujo y una actitud muy favorable hacia Occidente que convierte a este país en el Singapur o el Hong Kong del Medio Oriente.

 

El gobierno de los Emiratos Árabes Unidos admite que los ingresos generados por el turismo son más altos de lo que genera el petróleo. Cada año, como evento de promoción turística, Dubai organiza el Arabian Travel Market, una potente feria internacional de viajes que es reconocida como el evento más importante que sirve como puerta de entrada a esta región para operadores turísticos.

 

¿Cuándo y cómo ir a Dubai y los Emiratos Árabes Unidos?

 

Las mejores épocas para visitar Dubai son primavera y otoño, entre los meses de noviembre y abril. Si quieren tomar los mejores viajes a Dubai les recomendamos visitar Memphis Tours, una de las grandes agencias que tiene trabajando muchos años en el sector, con ellos podremos disfrutar de unas vacaciones perfectas en un destino que merece mucho la pena.

 

Entre los meses de noviembre y abril, Emiratos Árabes Unidos viven su temporada turística alta y Dubai se convierte en un destino turístico de lujo, cada vez más solicitado por viajeros de todo el mundo para huir del frío.

 

En Dubai, uno de los emiratos que conforman el país (cada uno de ellos tiene una organización territorial propia con capacidad gubernativa), es donde realmente se observa ese espíritu que tanto caracteriza a este territorio: es una ciudad dinámica, bullente de actividad y con ambientes para todos los gustos.

 

El emirato de Dubai, cuya capital es la ciudad homónima, ofrece playas en el Golfo Pérsico para disfrutar del baño y los deportes acuáticos, realizar una excursión al desierto en camellos, visitar un campamento de beduinos en un oasis, jugar al golf y disfrutar de la noche, hasta esquiar en pistas de nieve artificiales. En Dubai, en concreto en el Mall of the Emirates, uno de los centros comerciales más grandes del país, se aloja la pista de nieve artificial más grande del mundo.