México prohíbe el turismo en una parte de la isla Cozumel

Los más de 4 millones de cruceristas que arriban al año no podrán realizar actividades subacuáticas. Es para salvar a los corales.



En México preocupan las áreas del Parque Nacional Arrecifes de la isla de Cozumel, por lo que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) decidió suspender temporalmente las actividades turísticas en esa zona del Caribe mexicano, para proteger a los corales.

El Consejo Asesor, formado por autoridades estatales y municipales y organizaciones civiles y empresariales, decidieron de manera unánime cerrar temporalmente el arrecife Palancar y la zona de uso restringido, que incluye el arrecife Colombia y el sitio conocido como "El Cielo".

 

 

Brenda Hernández, subdirectora de la Conanp en Cozumel, anunció que la medida entrará en vigencia a partir del próximo 7 de octubre, por lo que los más de cerca de 12.000 cruceristas de todo el mundo que arriban diario a la isla de Cozumel (más de 4 millones al año)- tendrán prohibido realizar actividades subacuáticas en estos lugares.

"Se decidió dar un descanso a estas tres zonas porque son las que están en un mejor estado de conservación respecto al síndrome blanco. Es una estrategia de conservar nuestro banco genético (de corales) bajo un principio precautorio", dijo a la agencia de noticias EFE Hernández.

Para tomar la decisión, el Consejo Asesor del parque se sirvió de tres estudios. Uno de ellos fue sobre la calidad del agua de mar de Cozumel, otro se trató de la salud de los corales y el tercero fue un monitoreo de uso público e impactos.

 

El Parque Nacional Arrecifes de Cozumel tiene una capacidad máxima de 2.500 visitantes por día. Sin embargo, por la alta demanda se suele rebasar y llegar a 3.500 personas por día, es por ello que la medida busca disminuir el flujo de turistas en zonas coralinas.

El 50 % de los corales de Cozumel murió a causa de la rara e inédita enfermedad en México llamada síndrome blanco. Dicha enfermedad fue detectada por primera vez en el país el verano pasado. La característica de este brote es que afecta a muchas especies y masivamente a las meandroides o corales cerebros, llamados así comúnmente por su forma de esfera.

Aunque aún no hay explicaciones definitivas sobre la problemática, sí hay varios indicios sobre las posibles causas. Estas son el aumento en la temperatura del mar, la presencia masiva de la macroalga sargazo y el aumento en la presencia de sustancias provenientes de aguas residuales.

Fuente: EFE.