¿No más buses turísticos en el centro de París?

Para evitar alto flujo de vehículos, la alcaldía impulsaría el uso de bicicletas y patinetas.

¿No más buses turísticos en el centro de París?

París intentará prohibir la entrada de buses turísticos al centro de la ciudad para animar a los visitantes a caminar y a moverse en bicicletas o transporte público, en respuesta a las quejas vecinales por las molestias que genera el turismo de masas.

Según declaraciones del vicealcalde Emmanuel Gregoire al diario Le Parisien, la situación en París no es tan mala como en ciudades invadidas por los turistas como Venecia o Barcelona, pero los parisinos están preocupados por el flujo de buses turísticos. "Ya no queremos la anarquía total de los buses turísticos en París", afirmó.

En la ciudad circulan decenas de vehículos turísticos de dos plantas que trasladan a los turistas entre sus principales monumentos, además de los autobuses internacionales que transportan a los viajeros que llegan desde toda Europa.

 

Por otro lado, la nueva ley francesa de movilidad le dará más poder a las autoridades locales para regular el tráfico local y se impulsarían nuevas opciones de transporte como las bicicletas alquiladas y los patinetes eléctricos. 

"Los turistas pueden hacer como todo el mundo y cambiarse a opciones amigables con el medio ambiente o usar el transporte público. Tenemos que cambiar", dijo Gregoire. Asimismo, señaló que los guías turísticos deberían adaptarse desarrollando visitas guiadas con bicicletas o a pie con audífonos. 

El año pasado, las visitas turísticas a París y la región de Île-de-France marcaron un récord de 50 millones de personas, dos millones más que en 2017. Francia es el país más visitado del mundo, con un récord de 89,4 millones de viajeros el año pasado, frente a los 86,9 millones de 2017